Blogia
Club Café Olé

Efecto café

Efecto café

No todos tienen la misma reacción, pero sin duda nadie queda indiferente ante un buen café

Algunos toman en la oficina diez tazas de café por día, mientras que otros tienen taquicardia después de tomar tan sólo un café espresso: la tolerancia a la cafeína es diferente de persona a persona. Las reacciones particularmente sensibles son desencadenadas, según los expertos, posiblemente por el tanino presente en el café, si bien esto en particular no está investigado. Por este motivo, las personas afectadas deberían prestar especial atención a las señales del cuerpo.“La cafeína tiene efecto sobre el sistema nervioso central, es decir sobre el metabolismo”, explica Antje Gahl de la Sociedad Alemana para la Alimentación (DGE) en Bonn. Dependiendo de la dosis, estimula al corazón, al sistema circulatorio, pero también al estómago, intestino y riñones.“Esto se debe a que la cafeína bloquea receptores de la adenosina, una sustancia endógena que tiene un efecto relajante”, indicó.Por este motivo, en muchas personas el café tiene ante todo en la mañana y en la tarde los efectos deseados: “Se despiertan, se concentran y pueden tomar decisiones más rápidamente”, dijo Hans Biesalski del Instituto de Química Biológica y Nutrición de la Universidad de Hohenheim en Stuttgart.Otras personas, en cambio, sufren temblores poco después de tomar café: “En ellos el organismo es puesto por la cafeína bajo una fuerte tensión, que no es descargada”.En esas situaciones, puede ayudar hacer 20 flexiones de rodilla. De esta manera se puede contrarrestar el estrés que crea el café en el cuerpo.Las personas degradan de manera diferente la cafeína en la sangre, indicó Gisela Olias del Instituto Alemán de Investigaciones de Alimentación en Potsdam. “En algunas tarda entre tres y cinco horas, en otras hasta 12”, explicó Antje Gahl.Según Biesalski, éste también es un motivo para la diversa tolerancia: “Simplemente somos individuos”. El experto indicó que él mismo tolera bien un café después de la cena y luego tampoco tiene problemas para dormirse. Pero después de tomar té se siente mal.Una taza de 125 milímetros de té verde o negro contiene, según la DGE, entre 20 y 50 miligramos de cafeína, también llamada teína en el té.Una taza del mismo tamaño de café tiene 80 miligramos de cafeína. En cambio una taza de espresso, de 50 mililitros, sólo 50 miligramos.El café espresso es más concentrado, pero contiene menos cafeína y sustancias amargas porque los granos son sometidos a una tostación más prolongada, de manera que se destruye más tanino, intolerable para algunas personas bajo determinadas circunstancias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Raquel -

A mí me despierta: yo sin mi café del desayuno no soy persona.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres