Blogia
Club Café Olé

Aromas de café

Aromas de café

El gran poder diurético del café. Sin los efectos excitantes de la cafeína. Una bebida milenaria aplicada a la estética. Si eres adicto al café estás de enhorabuena.

Aunque el café tomado en exceso no es aconsejable para el organismo, en la piel tiene efectos realmente sorprendentes puesto que actúa, además de como un excelente hidratante, como drenante, lipolítico, desintoxicante y relajante, ¿se puede pedir algo más?, ¡pues que huele de maravilla!

Diurético, tónico, estimulante, vasodilatador, digestivo, antidiarreico, antiemético, astringente; desde hace años se le atribuyen todas estas y muchas más propiedades al café, por si esto fuera poco, recientemente, se ha descubierto que la capacidad para eliminar líquidos y toxinas que el café posee, así como su efecto vasodilatador y astringente, aplicado de forma cosmética sobre el cuerpo, aporta los mismos beneficios a la piel y al contorno corporal.

Con el nombre científico de Coffea arabica conocemos al café, se trata de un arbusto leñoso de hasta de 7 m de altura. Tallo delgado y recto. Hojas perennes, opuestas, lanceoladas. Flores sésiles, infundibuliformes, blancas, fragantes, reunidas en racimos axilares. Fruto globoso, semilla ovalada, cóncavas de un lado con un surco longitudinal en el centro. Originario de Abisinia, Etiopía y Áfnica. Se cultiva en muchos países tropicales, principalmente en Suramérica. Gracias a su agradable aroma y sabor, se consume de forma masiva como bebida estimulante.

Desde hace relativamente poco, aprovechando las propiedades del café, ha empezado a extenderse su uso en los tratamientos de belleza, se hace en forma de envolturas y son tratamientos que ofrecen soluciones para quienes deseen reafirmar la piel y mantener los resultados tras una intervención estética, o tras una dieta de adelgazamiento, por ejemplo, o simplemente, para quienes deseen lucir una piel más firme, lisa y joven. Proporcionando, además, una sensación de lo más placentera ya que su fina textura acaricia la piel y su intenso aroma a café activa los sentidos.

El tratamiento con café consiste en realizar una fina envoltura corporal que, aplicada sobre la piel, reduce el estrés y estimula los sentidos gracias a su intenso y agradable aroma de café recién tostado, provocando una agradable sensación de bienestar a la vez que nos beneficiamos de sus increíbles propiedades.

Iniciamos el tratamiento preparando el cuerpo mediante una exfoliación corporal profunda que eliminará las células muertas. De esta manera conseguiremos un grano de piel afinado y una mejor respiración de la epidermis favoreciendo el drenaje y preparando la piel para recibir los productos del tratamiento.

A continuación se aplica un sérum de cafeína con propiedades drenantes y remodelantes. Extendiéndolo mediante un masaje específico que activa la microcirculación y facilita la penetración de los principios activos. Este sérum favorece la eliminación de toxinas y líquidos y ayuda a la remodelación de zonas problemáticas como el vientre, los muslos, los glúteos y la cara interna de los brazos.

Es la hora de aplicar la envoltura corporal a base de extracto de café, un suave y delicioso envolvimiento de café tostado. Se trata de una experiencia única que combina a la perfección la eficacia remodelante y el placer sensorial. La fusión de sus componentes remodelantes y reafirmantes define los contornos y modela la silueta. Su intenso aroma invita al máximo bienestar y su tonalidad, propia del café recién tostado, relaja y alivia el estrés.

El tratamiento acaba con un masaje remodelante-relajante (durante 15 minutos) en el que se aplica una emulsión que remodela y reafirma la silueta, aportando a la piel hidratación, tersura, suavidad y un tacto agradable.

En ocasiones se utilizan técnicas combinadas, como por ejemplo la cafeína y el silicio orgánico que juntos forman una técnica, llena de creatividad, que consigue resultados efectivos, en los que el delicioso aroma del café es el gran protagonista, la cafeína, utilizada por vía externa, ayuda a reducir el volumen y las adiposidades localizadas y por su parte, el silicio orgánico, recupera la elasticidad devolviendo su forma natural a la piel. Otra técnica muy utilizada es la fusión de los extractos de café y hierba mate, en donde cafeína y silanol logran combatir eficazmente la flacidez, alisando el vientre y los muslos y afinando la silueta, pero también aportando una sensación de bienestar gracias a la fina textura y al aroma del café.

En algunos centros ambientan la sala con velas de aroma de café y tanto las toallas, la sábana de la camilla o la bata son de color café o estampadas con granos de café. ¡Irresistible!

¡Ah! Una vez finalizado el tratamiento te ofrecen un café o un caramelo de café sin azúcar.

Buen fin de semana para todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Raquel Méndez -

Y si encima el masajista es guapo y con buena planta, mejor que mejor, yo me apunto también, ;)

cheess -

interesante.......

siendo lunes, y llevando ya tres cafes, creo que me apetece un masaje y que me envadurnen de cafe.

mmmmmmmmm

Raquel -

Habrá que tenerlo en cuenta para no tomarlo según qué días, :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres