Blogia
Club Café Olé

La planta de la eterna primavera.

La planta de la eterna primavera.   No es el cambio de estaciones el que marca el ciclo de floración y maduración de las plantas de café. La Coffea Arabica crece en las zonas tropicales y ecuatoriales de América, de África y de Asia, donde siempre es primavera o cálido verano. Es la lluvia la que inicia, en aproximadamente dos semanas, la floración de flores blancas y olorosas. Entre ocho y nueve meses después nacerá el fruto: bayas rojas, lustrosas y carnosas como cerezas.
 
En su interior se esconde entre una y tres semillas ovaladas cubiertas por dos membranas superpuestas: el pergamino y, en contacto directo con la semilla, la película plateada. Estas pequeñas semillas, con un sutil surco en el centro, son la única parte que se utiliza en la producción del café, el futuro grano de café verde. Las hojas, parejas y opuestas, son ovaladas, de un color verde oscuro, muy carnosas, con un contorno ondulado que las asemeja a las del laurel.  Con cada lluvia comienza un ciclo de floración; por eso se puede encontrar al mismo tiempo en la planta flores que acaban de nacer, frutos verdes y frutos maduros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Raquel -

Preciosa la flor y la baya. Estoy totalmente de acuerdo, Oktamanota, no hay nada mejor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

oktomanota -

la planta de cafeteros, no es nada mejor que un buen cafe de buena mañana
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres